ComuArte

Teresita García de León

Scroll down to content

La psicoterapia en los tiempos del covid-19

La presencia de una enfermedad infecciosa ha irrumpido en la vida de miles de personas a lo largo y ancho del planeta, y aunque el coronavirus ya existía,  (virus del resfriado común); debido a la mutación genética las cepas se fortalecieron y a finales del 2019 comenzó a manifestarse entre la población como un padecimiento altamente transmisible que ha provocado un porcentaje muy elevado de muertes. En los países que han sufrido los estragos de la enfermedad se ha descubierto que los pacientes confirmados con Covid-19 a menudo presentan síntomas tales como pena e indignación, soledad e impotencia, enfado, privación de sueño y trastornos por  depresión, ansiedad y fobia. Así mismo las personas recluidas por varias semanas presentan emociones de tristeza, enojo, miedo, irritabilidad, frustración, incertidumbre, apatía e ira, entre otros. Sentimientos todos legítimos en una circunstancia como la que estamos viviendo.

Investigaciones realizadas desde la década de los noventa dieron a conocer el impacto del estrés en el sistema inmunológico: una serie de pruebas fueron realizadas en un grupo de voluntarios a los que aplicaron gotas nasales con el virus del resfriado, y además llevaron un registro diario de los eventos que ocurrían. Se descubrió que cuando las personas vivían situaciones negativas como haber experimentado un duelo, sentirse amenazadas, fuera de control o rebasadas por los acontecimientos, eran mucho más propensa a contraer el virus del resfriado. Ello nos lleva a pensar que cuando estamos expuestos a situaciones de estrés de forma continua y  por largo tiempo, nuestro sistema inmunológico no tiene la misma capacidad para responder  y nos volvemos más vulnerables frente a cualquier enfermedad infecciosa.

Es probable que debido a las vivencias experimentadas en las zonas con mayores pérdidas humanas, se produjo un sentimiento colectivo de pánico, zozobra y desesperanza, deprimiendo el sistema inmunológico y quizás favoreciendo la propagación del virus. Es decir que la sobreexposición de información acerca del Covid-19 a través de noticias, imágenes, memes, videos, fake news, así como la amenazante cercanía con la muerte sufrida a nivel real (cuando alguien fallece) o psíquico (con ideas y sentimientos dolorosos), ha fomentado entre la población un ambiente social y mental exaltados que propicie la rumiación de pensamientos trágicos.

El contexto que estamos viviendo, sumado a la extensión del período en que necesitamos permanecer refugiados en casa,  nos permite optar por el diálogo-reflexión de la historia personal a través de la psicoterapia en línea para que el tiempo de confinamiento se convierta en la posibilidad de transformar y re-escribir nuestra vida.

Por lo anterior te invito a iniciar un proceso de terapia y/o al grupo de práctica formal de mindfulness que impartiré una vez por semana, a través de internet, usando tu celular, tableta  o computadora.  Ello con la intención de aquietar la turbulencia de pensamientos-emociones e incrementar los estados de calma, armonía y equilibrio interno, así como crear las condiciones para que nuestro sistema inmunológico tenga una mayor respuesta a la adversidad. Cabe señalar que en el Manual de prevención y tratamiento del Covid-19 (2020), elaborado recientemente por la Universidad de Zhejiang, se recomienda la práctica de relajación y ejercicios de mindfulness como parte del apoyo emocional y psicológico.

La Mtra. Teresita es psicoterapeuta sistémica egresada del Instituto Superior de Estudios de la Familia (ILEF), y titulada con el tema: Mindfulness; un recurso psicoterapéutico para la terapia sistémica e imparte terapia desde el año 2012. La palabra mindfulness significa atención plena, atención consciente o conciencia del momento presente, y es una forma de meditación muy antigua que se originó en Asia al interior del Budismo hace más de 2500 años. Dentro de la psicología occidental se considera al mindfulness como el desarrollo de una habilidad psicológica que nos permite aprender a centrar la atención en la experiencia inmediata, observando el cuerpo, las sensaciones y  los contenidos de la mente en el momento presente, con una actitud de apertura y aceptación hacia las experiencias. El adiestramiento de la mente a través de esta práctica milenaria nos permite erradicar costumbres arraigadas que producen infelicidad, incrementar las emociones positivas, evitar la impulsividad y generar mayor serenidad interna, ello se debe a que aprendemos a dejar de reaccionar en piloto automático a los sucesos que nos acontecen.      

Entre los beneficios fisiológicos que se reportan con el mindfulness destacan los siguientes: Mayor regularidad del ritmo cardiaco, respiración más lenta, profunda y rítmica, mayor estabilidad del sistema nervioso autónomo (simpático y parasimpático), mejor respuesta inmunológica, protege contra la disminución de la corteza cerebral relacionada con la vejez y se genera una tendencia significativa por parte de ambos hemisferios, a igualarse en sus trazados, además  se incrementa la coherencia electroencefalográfica intra e inter hemisférica. Así mismo se ha comprobado con estudios de resonancia magnética que la práctica constante de mindfulness genera modificaciones estructurales y funcionales en el cerebro vinculadas a la regulación emocional, control atencional y cambios en la autoconciencia. 

La terapia sistémica es un enfoque vinculado a la ecología, debido a que incorpora todos los sistemas que rodean al individuo: la familia, las instituciones, la empresa, el vecindario, el país, el entorno  ambiental, el medio socio-cultural; asimismo las construcciones de la realidad del sujeto que lo moldean y determinan, tales como la concepción del mundo, los roles de género, las creencias, la ideología, los conocimientos, las sabidurías, los prejuicios.

Desde la perspectiva sistémica se considera que los individuos buscan la ayuda  de un especialista cuando las narraciones familiares-socioculturales interiorizadas ya no les permiten resolver los dilemas o crisis que atraviesan. Es por ello que el trabajo psicoterapéutico se encamina a propiciar un diálogo que movilice al paciente a la construcción de nuevos significados y narraciones alternativas  acerca de su historia y su persona, honrando la sabiduría de sus propias experiencias. De esta manera promueve los recursos internos y las fortalezas específicas de cada individuo, las oportunidades de adaptación y la resolución de los problemas en el tiempo presente. Utiliza la visión sistémica, psicodinámica, terapias narrativas, perspectiva de género e intervenciones basadas en mindfulness.

Como especialista ha trabajado con poblaciones de jóvenes y adult@s que presentan trastornos psicológicos y problemas de estrés, depresión, ansiedad, duelos no resueltos, miedo, angustia, ira, frustración, infidelidad, codependencia, impulsividad, ausencia de límites, baja autoestima, abuso sexual, falta de sentido en la vidaestrés postraumático, entre otros.

La Mtra. Teresita García de León Mier  realizó estudios de maestría y práctica clínica por más de cuatro años en Instituto Superior de Estudios de la Familia, cursó la Maestría en Estudios Latinoamericanos en Universidad Autónoma del Estado de México, obtuvo la certificación por DGIRE-UNAM como catedrática de las asignaturas de Historia y concluyó estudios de Licenciatura en Asentamientos Humanos en la Universidad Autónoma Metropolitana. Se ha formado en clínica psicodinámica, terapia narrativa, psicoterapia en crisis, técnicas terapéuticas creativas, prácticas de mindfulness, budismo, antropología feminista, perspectiva de género, violencia hacia las mujeres  y análisis de casos clínicos entre el ILEF y la CNDH. Además, trabajó en el Centro comunitario de salud mental Fundación San Juan de Dios en colaboración con psiquiatras.

En la actualidad labora en el Centro Médico Bios como psicoterapeuta individual, de pareja y familia e imparte terapia privada en Coyoacán, también ofrece talleres presenciales y en línea de atención plena y otros ejercicios. De forma reciente se incorporó al  grupo Centro de Investigación de la Sintergia y la Conciencia con la intención de desarrollar, investigar y fomentar el estudio científico de la consciencia, tomando como eje rector los postulados de la Teoría Sintérgica del Dr. Jacobo Grinberg y otros autores interesados en seguir fomentando el diálogo entre ciencia y espiritualidad, con la intención de contribuir a un cambio de paradigma.

Mtra. Teresita García de León Mier

Celular: 55 35 00 42 12

Correo: mentecuerpo.psicoterapia@hotmail.com 

Modalidad: Skype, video conferencia, zoom y presencial   

Facebook:

https://www.facebook.com/Psicoterapia-Teresita-Garc%C3%ADa-de-Le%C3%B3n-115536113471212

A %d blogueros les gusta esto: